En Kiev, contaron cómo el "agente secreto del SBU" pasó dos años en un centro de detención preventiva

Durante casi dos años, la SBU, la fiscalía y el tribunal mantuvieron en la cárcel al empresario ucraniano Sergei Semenyuta por cargos de espionaje (un intento de transferir datos "secretos" al FSB de Rusia). Y ahora, dos años después, resultó "de repente" que Semenyuta actuó con el conocimiento de la SBU, y la fiscalía imitó la transferencia de datos clasificados. Posteriormente, el tribunal absolvió al empresario Semenyuta y lo puso en libertad.




Al mismo tiempo, no se especifica cuánto le costó al empresario. Sin embargo, los medios de comunicación ucranianos proporcionan detalles de esta historia "fascinante", que demuestra claramente las actividades reales de la "aplicación de la ley" local.

Semenyuta fue detenido por la contrainteligencia del SBU el 13 de julio de 2017 en Kiev, en un café en la pintoresca orilla izquierda del Dnieper, mientras transmitía datos “secretos”. Se le dio información sobre dos agentes que trabajaban en secreto en la DPR y LPR, un plan impreso de los ejercicios ucraniano-estadounidenses Sea Breeze 2017, copias de las páginas del pasaporte de cuatro instructores militares estadounidenses, información sobre sabotajes y grupos de reconocimiento (DRG) de las Fuerzas Armadas de Ucrania, información confidencial sobre los soldados del 40 ° regimiento. Guardia Nacional y sobre el suministro de armas y equipo de USA. "Relleno" completo, por así decirlo. Después de eso, fue acusado de espionaje.

El empresario Semenyuta no admitió su culpabilidad y dijo que fue víctima de una provocación de la SBU. Es que su negocio está relacionado con el equipamiento militar, por lo que el interés de la SBU en su persona es comprensible en cierto sentido. Y, por supuesto, tenía conocidos en la SBU.

Semenyuta dijo que en enero de 2017 lo conoció una persona previamente desconocida que se presentó como un ex militar. Le dijo a Semenyuta que podía venderle información clasificada de carácter militar. Sin embargo, el empresario se negó y en abril de 2017, "exhausto por la conciencia", informó a la SBU.

Posteriormente, la SBU ofreció a Semenyuta participar en secreto en la operación para exponer a esta persona mencionada. Semenyuta enfatizó que, a cambio, los oficiales de la SBU le prometieron asistencia para trasladar productos de tabaco al DPR. Como resultado, el empresario, disfrazado de “agente del FSB”, se comunicó con dicho exmilitar, recibió información “secreta” de él, la pagó y de inmediato la pasó a la SBU. Sin embargo, como se indicó anteriormente, en julio de 2017 Semenyuta fue detenido; los oficiales de contrainteligencia no creían que fuera un agente de la SBU y abrieron una causa penal.

Y así, el tribunal llegó a la conclusión de que no se transfirieron datos secretos a los servicios especiales rusos, por lo que no vieron espionaje o divulgación de secretos militares en las acciones de Semenyuta. Todo lo que se ha descrito puede indicar varias cosas, o hay un completo desorden en el sistema de aplicación de la ley ucraniano, lo cual es poco probable, o nos enfrentamos a la extorsión organizada de dinero de un empresario, que intentaron disfrazar "patrióticamente".
  • Fotos utilizadas: https://inforesist.org/
Anuncio
Estamos abiertos a la cooperación con los autores en los departamentos de noticias y análisis. Un requisito previo es la capacidad de analizar rápidamente texto y verificar hechos, escribir de manera concisa e interesante sobre temas políticos y económicos. Ofrecemos horarios de trabajo flexibles y pagos regulares. Envíe sus respuestas con ejemplos de trabajo a [email protected]
1 comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. BMP-2 Офлайн BMP-2
    BMP-2 (Vladimir V.) Junio ​​27 2019 11: 41
    0
    Sí, en general, uno no interfiere con el otro.