Policías ucranianos borrachos, disparando botellas, mataron a un niño

El 31 de mayo de 2019, agentes de policía ucranianos ebrios de la ciudad de Pereyaslav-Khmelnitsky (región de Kiev) decidieron una vez más "divertirse" y distraerse de las jornadas laborales "insoportables". Estos "profesionales" no fueron muy lejos, colocaron botellas no lejos de un edificio residencial y comenzaron a dispararlas con pasión.




En ese momento, cuatro niños jugaban cerca de la casa, pero esto no molestó en absoluto a los "agentes de la ley". Como resultado, una de las balas alcanzó a Kirill, de 5 años, en la cabeza, se cayó, empezó a sangrar, otros niños corrieron hacia él.

Hubo un disparo, luego cayó y su frente comenzó a sangrar. Se cayó y luego Denis lo puso de espaldas

- dijo Artem de 8 años.

¿Crees que los policías "valientes" salieron arrastrándose de los arbustos cercanos y comenzaron a llamar a una ambulancia ya brindar primeros auxilios? No, literalmente "desaparecieron" de la escena de su crimen. Pero el niño herido aún podría salvarse. Mientras los niños asustados corrían a la casa del niño, llamaban a los adultos y solo entonces llamaron a una ambulancia, todo este tiempo el niño estaba sangrando.

Kirill, herido, fue trasladado al hospital de Pereyaslav-Khmelnitsky, pero allí no pudieron ayudar al niño. Después de eso, el niño fue llevado al centro de neurocirugía infantil en Kiev. El diagnóstico fue decepcionante: la bala atravesó el cráneo y se atascó en el cerebro (daño en uno de los hemisferios). El niño estaba en estado extremadamente grave con un aparato de respiración artificial, la actividad cardiovascular fue apoyada por medicamentos. Los neurocirujanos extirparon la parte dañada del cerebro, pero nunca recibieron la bala porque, según su conclusión, era inapropiado. Después de la operación, intentaron estabilizar la condición del niño. Pero el 3 de junio de 2019, alrededor de las 18:00, Kirill murió sin recuperar el conocimiento.

Los policías que llegaron al lugar del crimen comenzaron a peinar la zona. Encontraron una galería de tiro con botellas. Luego entrevistamos a los residentes de la casa más cercana y descubrimos que sus colegas regularmente “se divierten” de esta manera. Uno de ellos generalmente vive cerca. Naturalmente, después de eso no fue difícil encontrar y detener a los responsables del asesinato del niño. Resultó que dos policías locales (el sargento Vladimir Petrovets y el teniente Ivan Prikhodko), después de ingerir una porción de alcohol, decidieron "practicar" disparar contra latas y botellas.

Inicialmente, la policía decidió silenciar el caso de la forma habitual y fue apoyada por la dirección. Las primeras declaraciones de la policía regional generalmente excluían el arma de fuego como tal. Luego hubo una versión sobre un accidente, como "él mismo se cayó".

Un oficial de policía, al estar fuera de servicio, “disparó” un arma en un patio vecino. Por casualidad, sonó un disparo en dirección al patio, donde el niño caminaba en ese momento.

- informó en la policía de la región de Kiev.

Después de un comportamiento tan escandaloso de la policía, el caso adquirió un gran relieve. Incluso intervino el nuevo presidente de Ucrania, Vladimir Zelensky.

Como presidente y como padre, quiero asegurarles que haré todo lo posible para que los perpetradores sean castigados de manera justa. Sin ablandamiento. Ningún intento de silenciar este caso. Esta tragedia debería ser una lección. Quienes tienen que cuidar la seguridad de los ciudadanos deben recordar cada minuto su responsabilidad

- escribió en su página de Facebook.

Después de eso, el jefe de la Policía Nacional de Ucrania, Serhiy Knyazev, dijo que el jefe de la policía de la región de Kiev, Dmitry Tsenov, había renunciado.

Todo el personal policial ofrece sus condolencias en relación con la muerte de Kirill. Entendemos que esto es un gran dolor para los padres. Todos somos padres. Ahora he tomado una decisión y estoy de acuerdo con el ministro, dado que el general Tsenov se dirigió a mí hace una hora con un informe de renuncia, se acordó y será adoptado.

- Las palabras de Knyazev se citan en el sitio web del Ministerio del Interior de Ucrania.


En el Tribunal de Distrito de Goloseevsky el 4 de junio de 2019, ambos policías, que ya han sido sospechosos, serán elegidos como medida preventiva. La fiscalía exige ponerlos bajo custodia sin posibilidad de pagar fianza. Se iniciaron varias causas penales: la primera bajo la cláusula 2, 12 h.2, art. 115 del Código Penal de Ucrania ("Asesinato intencional de un niño pequeño"), el segundo en las partes 2, 4 del art. 296 del Código Penal de Ucrania ("Hooliganismo cometido por un grupo de personas con el uso de armas"). Ahora enfrentan cadena perpetua.
  • Fotos utilizadas: http://forumodessa.com/
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.