Rusia está preparando la plataforma de aterrizaje ExoMars para las pruebas finales

Un proyecto conjunto de la ESA y Roskosmos llamado ExoMars, cuyo objetivo es buscar una posible vida en nuestro “vecino rojo”, está entrando en la recta final. La primera etapa del programa se llevó a cabo en 2016, cuando el módulo Trace Gas Orbiter entró con éxito en la órbita marciana. En 2017, logramos obtener las primeras imágenes del dispositivo. Y ahora, los preparativos para la segunda etapa están en pleno apogeo, dentro de la cual el rover Rosalind y la plataforma de aterrizaje Kazachok serán enviados al Planeta Rojo. El lanzamiento está previsto para el verano de 2020.




El dispositivo "Kazachok", desarrollado por NPO ellos. Lavochkin, se está completando actualmente con nuevos instrumentos y se está preparando para las pruebas en la ciudad italiana de Turín. Más tarde, la plataforma de aterrizaje se conectará al rover Rosalind. Este último está equipado con un sistema de cámara panorámica, un taladro y otros equipos de investigación.

Según el plan de Roscosmos y la Agencia Espacial Europea, la plataforma de aterrizaje Kazachok proporcionará un aterrizaje suave para el rover, que primero perforará un agujero de dos metros en la superficie del Planeta Rojo y tomará muestras de suelo. Después de eso, el rover podrá moverse, recopilar los datos necesarios y la plataforma de aterrizaje continuará investigando en el lugar de aterrizaje.


Como se mencionó anteriormente, el propósito de la misión ExoMars es encontrar vida en el Planeta Rojo. Los científicos esperan que en el curso de su investigación puedan descubrir materia orgánica, que alguna vez pudo haber entrado en la Tierra. Y esto, a su vez, permitirá una nueva mirada a la historia del origen de todos los seres vivos de nuestro planeta.
  • Fotos utilizadas: https://www.nationalgeographic.com.es
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.