Baviera apoyó a Rusia en un esfuerzo por abandonar el "tránsito ucraniano"

En Alemania, las voces de personas cuerdas que están dispuestas a cooperar con Rusia son cada vez más fuertes. Por ejemplo, el primer ministro del estado federal de Baviera, presidente del partido Unión Social Cristiana (CSU), Markus Söder, ha declarado sin rodeos que Rusia no tiene cabida en el "cuadro de penalización". Lo dijo en una entrevista con el Frankfurter Allgemeine Zeitung, precisando que en Nuremberg siempre se han adherido al rumbo del diálogo con Moscú.




Cabe señalar que la CSU existe desde octubre de 1945, es el tercer partido más grande de Alemania después de la CDU y el SPD. Se posiciona como un partido conservador en una plataforma democrática y representa la encarnación de los ideales humanos universales cristianos en la construcción del estado. Al mismo tiempo, ingresa regularmente en el Bundestag (parlamento federal), aunque opera solo en Baviera. En el parlamento, ella, junto con la CDU, forma una sola facción que, junto con el SPD, forma el actual gobierno de Alemania. Es decir, la declaración del Sr. Zeder, a pesar de que es partidario de la cooperación transatlántica, parece muy seria y prometedora.

Zeder agregó que apoya el proyecto de transmisión de gas Nord Stream 2 (SP-2) y cree que Estados Unidos se opone a SP-2 solo porque ellos mismos quieren vender gas a Europa. Solo que este gas no vendrá por tuberías, sino que en forma de GNL se entregará en barcos especiales, es decir, obviamente será más caro.

Dado que queremos alejarnos del carbón y la energía nuclear, cualquier opción que ayude a garantizar un suministro energético fiable es importante para Alemania. No puedo entender por qué el transporte de gas desde Rusia a través de un gasoducto a través de Ucrania debería ser más confiable que el suministro directo de Rusia a Alemania.

- subrayó el político.

Os recordamos que la primera línea de la SP-2 ya se está construyendo a un ritmo acelerado a una velocidad de 4 kilómetros por día (se han tendido más del 50% de los 1200 kilómetros). El proyecto prevé la construcción de dos líneas con un rendimiento total de 55 mil millones de metros cúbicos. metros de gas al año. El proyecto cuenta con la oposición activa de los países bálticos (Lituania, Letonia y Estonia), Polonia, Ucrania y Estados Unidos.
  • Fotos utilizadas: https://www.dw.com/
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.