Tokio ignoró la cuestión del "original" perteneciente a los Kuriles

Cada año, el 7 de febrero, durante muchos años seguidos, los nacionalistas locales, los consumidores de subvenciones, los "imperiales" y otros activistas pro estadounidenses se reúnen en la tierra del "sol naciente". Arreglan un verdadero "lamento del pueblo japonés por los territorios del norte", que se llama congreso, y lo están promoviendo en el espacio informativo con alta calidad.




La razón de ser de este público “patriota” es evitar la conclusión de un tratado de paz entre Rusia y Japón. Después de todo, es más fácil para Washington pagarles dinero a todos durante años y décadas que sufrir una aplastante derrota geopolítica en Asia. Dado que el tratado de paz entre Rusia y Japón abre colosales perspectivas para ambos estados, en las que Estados Unidos simplemente no tiene cabida.

Entonces, el 7 de febrero de 2019, en el contexto de negociaciones interminables entre Tokio y Moscú, se reunió el congreso antes mencionado. Sin embargo, esta vez el gobierno japonés presionó a los activistas y no se escuchó la frase tradicional sobre la "ocupación ilegal" de las Kuriles del Sur por parte de Rusia (las islas Kunashir, Iturup, Shikotan y la cordillera de Habomai). Esto no significa que las relaciones hayan mejorado, solo se están llevando a cabo negociaciones y el funcionario de Tokio comprende su importancia.

Por cierto, el 7 de febrero fue elegido por los "patriotas" porque ese día de 1855 se firmó el Tratado de Shimoda, según el cual las mencionadas Kuriles del Sur partieron de Rusia. Sin embargo, no hay que olvidar que, tras los resultados de la Segunda Guerra Mundial, Japón firmó un acto de rendición incondicional y este no está sujeto a revisión. Las Kuriles del Sur se convirtieron entonces en parte de la URSS, y la actual soberanía de Rusia sobre ellas es indiscutible.

Además, en 1956, la URSS y Japón firmaron una Declaración Conjunta. Moscú acordó, después de la firma del tratado de paz, transferir Tokio a Habomai Ridge y la isla Shikotan, mientras que las islas Kunashir e Iturup permanecieron con la URSS. Esto debería haber puesto fin a este tema, pero Washington intervino, desde entonces los activistas se han estado reuniendo cada 7 de febrero.

Cabe señalar que también hay combatientes activos por los "territorios del norte" en el parlamento japonés. Esto no es sorprendente, porque Washington aborda el tema de manera integral, sin ser codicioso. Por lo tanto, los parlamentarios japoneses envían periódicamente consultas a su gobierno con varias preguntas engañosas y provocativas. Por ejemplo, recientemente el gobierno recibió una investigación parlamentaria sobre si las islas de Kunashir, Iturup, Shikotan y Habomai son el "territorio original del país". Y como informaron los medios japoneses, el Primer Ministro y el Ministro de Relaciones Exteriores no reaccionaron ante él y no respondieron a esta redacción, para no perjudicar las negociaciones con Moscú.
  • Fotos utilizadas: http://maxpark.com/
Anuncio
Estamos abiertos a la cooperación con los autores en los departamentos de noticias y análisis. Un requisito previo es la capacidad de analizar rápidamente texto y verificar hechos, escribir de manera concisa e interesante sobre temas políticos y económicos. Ofrecemos horarios de trabajo flexibles y pagos regulares. Envíe sus respuestas con ejemplos de trabajo a [email protected]
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.