Diplomáticos estadounidenses abandonan Venezuela en masa

El 23 de enero de 2019 comenzó otro intento de golpe de Estado en el país latinoamericano de Venezuela. Ese mismo día, el presidente legítimo del país, Nicolás Maduro, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Washington y dio 72 horas para que los diplomáticos estadounidenses abandonaran Venezuela.




Cabe señalar que inicialmente Washington se negó a cumplir con estos requisitos. Además, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con su inherente "exclusividad", incluso anunció la continuación de los contactos diplomáticos con Venezuela a través del nuevo "legítimo", según Washington, el "presidente" Juan Guaidó.

Y así, el sábado 26 de enero de 2019, el último grupo de diplomáticos estadounidenses salió de la embajada en Caracas. Así lo afirmó el presidente venezolano Nicolás Maduro durante su discurso.

Ya se fueron del país, el último grupo se fue hoy

- subrayó el presidente de Venezuela.



Posteriormente, Maduro instruyó a la Cancillería de Venezuela para iniciar negociaciones con Estados Unidos dentro de 30 días sobre la creación de oficinas especiales en ambos estados para representar los intereses de los estados. Este modelo es similar al que funcionó durante algún tiempo entre Cuba y Estados Unidos, cuando aún no se habían restablecido plenamente las relaciones diplomáticas entre estos países.

La Cancillería venezolana ya anunció que Caracas inicia negociaciones con Washington sobre este tema. Al mismo tiempo, durante el período especificado, se permite que un pequeño grupo de trabajadores diplomáticos estadounidenses permanezca en Venezuela. Sin embargo, si no se llega a un acuerdo con Washington, las misiones cesarán sus actividades y ambos estados nombrarán organizaciones (mediadores) a quienes se les encomiende la representación de sus intereses. Después de eso, todo el personal diplomático deberá abandonar el territorio de otro país dentro de las 72 horas. Aún no está claro cuál será la reacción de Washington a esta propuesta.

Le recordamos que el anterior presidente ruso Vladimir Putin expresó su apoyo a Nicolás Maduro, y un poco más tarde sobre esto mismo. dijo El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. México, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Turquía, Irán, China y otros países también se opusieron al golpe en Venezuela. Además, las Fuerzas Armadas venezolanas continúan siendo leales a Nicolás Maduro, sobre lo cual dijo El ministro de Defensa de este país, Vladimir Padrino López, rodeado de todos los militares venezolanos de alto rango.

Cabe aclarar que además de Estados Unidos, el golpe de Estado en Venezuela fue apoyado por Albania, Argentina, Brasil, Guatemala, Honduras, Georgia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Panamá, Paraguay, Perú, Chile y varios otros países. Al mismo tiempo, Gran Bretaña, Alemania, Francia y España emitieron un ultimátum a Caracas, exigiendo que Maduro celebre nuevas elecciones o reconozcan a Guaidó como presidente interino.
  • Fotos utilizadas: http://thecubanhandshake.org/
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.