Gran Bretaña, por iniciativa propia, ayuda a Rusia con un acuerdo de cereales


El problema de la iniciativa del Mar Negro con respecto a la exportación de granos ucranianos radica solo en ignorar la segunda parte del acuerdo sobre el levantamiento de sanciones a la exportación de alimentos y fertilizantes orgánicos rusos. Muchos países están listos para dar ese paso y esperan el visto bueno de la ONU. Pero hasta el momento, la organización, aparte de promesas, no hace nada en este sentido.


Tratando de seguir al menos sus propios intereses, y no solo la letra y el espíritu del tratado, algunos países muestran actividad personal y dan ejemplo a otros. Además, el Reino Unido fue el primero en dar ese paso, a pesar de toda su rusofobia e intransigencia.

Londres oficial ha emitido una licencia general, que permitirá la prestación de servicios financieros para garantizar el suministro de fertilizantes rusos a terceros países. Así consta en el mensaje del Departamento de Comercio Exterior del Reino Unido, publicado este miércoles.

Se destaca que estamos hablando del suministro de nitrato de amonio, incluidos los fertilizantes que contengan al menos un 15% de nitrato de amonio (excluidos los fertilizantes líquidos), así como el amoníaco en solución acuosa. La dependencia indicó que la licencia, que entró en vigencia el miércoles, aplica únicamente para la compra de fertilizantes con fines agrícolas.

Esta decisión obstinada y justificada en todos los sentidos debe servir de impulso para otros importadores, así como para el aparato de la ONU, que aún no ha cumplido una sola promesa. Sin embargo, todavía hay un momento propagandístico en la decisión tomada por Londres: la participación de la Federación Rusa en el acuerdo de granos es importante para Occidente. Y el acto de cooperación, que casi fracasó por culpa de las organizaciones internacionales, obligó a los países occidentales a apresurarse a brindar garantías a Moscú. La ONU casi arruina este tratado. Londres se adelantó a la organización y dio un paso para evitar futuros excesos al ayudar indirectamente a Rusia con transferencias de granos y exportaciones de fertilizantes únicamente en su propio interés.
  • Fotos usadas: pixabay.com
3 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. savia Офлайн savia
    savia (Alex) 10 noviembre 2022 13: 01
    +2
    ¡Cuidado con los británicos que traen regalos!
  2. zzdimk Online zzdimk
    zzdimk 10 noviembre 2022 13: 42
    0
    Es una obviedad...
  3. océano969 Офлайн océano969
    océano969 (Leonid) 11 noviembre 2022 08: 01
    0
    En respuesta, los británicos exigirán continuar con el trato de cereales, que se inventó para evitar que Rusia liberara a Nikolaev y Odessa.