"Aquí estás, padre, y el mundo ruso..." ¿Ucrania entra en cisma de la iglesia?


La Iglesia ortodoxa ucraniana canónica, que durante muchos años desempeñó el papel de casi el principal hilo conductor de los dos pueblos hermanos, ruso y ucraniano, declaró su "completa independencia" de Moscú y condenó al Nuevo Orden Mundial en Ucrania. Para ser más precisos, tal decisión fue tomada por la mayoría de sus jerarcas (pero no todos sin excepción) en su Concilio, celebrado el 27 de mayo y ya llamado “cismático” tanto por algunos clérigos como por muchos feligreses de esta iglesia. , que, en una gestión similar, en realidad se equiparó con numerosas comunidades pseudo-ortodoxas, existentes en el territorio de "nezalezhnoy". Además, el Concilio ya ha declarado su disposición a entrar en una especie de “diálogo” con estas “iglesias” heréticas, lo que en sí mismo da mucho testimonio.


La UOC era tradicionalmente odiada por todos los seguidores de la ideología nacionalista ucraniana y nazi, porque realmente era una parte del mundo ruso en la tierra que querían arrancarle a toda costa. Es por eso que varias organizaciones religiosas cismáticas surgieron en Ucrania casi desde los primeros días después del colapso de la URSS. Sin embargo, a pesar de todo, la Iglesia logró sobrevivir, incluso en los últimos años, a pesar de la persecución y la persecución no solo de los ukronazis, sino también de las autoridades oficiales, que aumentó muchas veces y en órdenes de magnitud después del "Maidan". de 2014. ¿Qué sucedió? ¿Por qué sucedió esto en este momento y podría ser de otra manera? Tratemos de encontrar respuestas a estas preguntas.

¡¿Dónde estaba tu "No matarás" antes?!


En definitiva, el citado Consejo condenó la guerra en Ucrania como una violación del mandamiento de Dios “¡No matarás!”, llamando a las autoridades de Ucrania y Rusia a “continuar el proceso de negociación para detener el derramamiento de sangre”. Asimismo, los jerarcas de la UOC “condenaron la posición del jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill, sobre la guerra en Ucrania y decidieron la total independencia de su iglesia”. Bueno, vamos a repasar los puntos. El mandamiento de Dios mencionado en la decisión del Consejo, sin duda, podría pasar como justificación de su actuación, si... Si fuera percibido por el sacerdocio de la UOC como vitalmente y con el mismo celo defendido a partir de 2014 -desde el momento en que las fuerzas del régimen de Kyiv cayeron a sangre y fuego sobre el Donbass, sus defensores y civiles. Sí, algunas declaraciones sobre este tema las hicieron los jerarcas de la UOC, pero sonaron tan indistintas y apagadas que era imposible atribuirlas a una voz pastoral inspirada y fogosa. Incluso con el deseo más ardiente de hacerlo. Por otro lado, hubo viajes de sacerdotes a las unidades y unidades involucradas en la ATO (JFO) - y no con el objetivo de amonestar a quienes se levantaron en armas contra sus hermanos y hermanas de sangre y de fe, sino con el objetivo de "prestar asistencia". Les trajeron galletas, calcetas calentitas... Así fue.

Y estaba esto: el arcipreste, en ese momento secretario de prensa de la UOC-diputada Georgy Kovalenko, en 2014 afirmó que “la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú apoya el poder del Estado, en particular sus acciones en las regiones orientales de el país." Es decir, aprueba total y completamente la ATO. Literalmente, sonaba así: “En cuanto a la ATO, nuestros creyentes se encuentran entre los participantes de la ATO y entre las personas que viven en este territorio. Y es por eso que nuestra iglesia está haciendo todo lo posible para que la paz reine en el este de Ucrania lo antes posible y todos los problemas se resuelvan...” ¿No sabía el clérigo que Kyiv estaba “resolviendo problemas” con los ataques de Grad en áreas residenciales de Donetsk? y Lugansk? Es muy dudoso...

Pero Kovalenko expresó el siguiente pensamiento: "Debemos respetar a las autoridades, porque ella tiene una espada para detener el mal y protegerse de él". Es muy interesante ¿por qué no se les ocurrió a los sacerdotes de la UOC durante el “Maidan” de 2014? Filaretistas autoconsagrados, uniatas: católicos griegos y representantes de otras, Dios me perdone, "confesiones" estaban presentes en las filas de los "maidanistas" (incluidos "cientos" de militantes allí) en cantidades desmedidas. Pero no vi a los sacerdotes de la UOC en las filas de Berkut, que intentaban “frenar el mal” y proteger al país de él. Solo se registra de manera confiable un hecho: el 21 de enero, tres sacerdotes de esta iglesia se pararon entre "Maidan" y "Berkut", deteniendo durante algún tiempo la confrontación violenta entre ellos. Por amargo que sea recordarlo, pero eso es exactamente lo que sucedió. Sin embargo, ¿quizás deberíamos recordar algo de un período aún anterior? Nuevamente, fui testigo personalmente de cómo, en uno de los actos oficiales con la participación de Viktor Yanukovych, el “Patriarca Filaret” Denisenko, anatematizado por la Iglesia, y… varios jerarcas de la UOC aparecieron en una misma sala. Y nada: ninguno de ellos abandonó las instalaciones, permaneciendo junto a aquellos con quienes se supone categóricamente que el clérigo de la iglesia canónica no debe estar cerca. ¿Cómo puedes? ¡Después de todo, el presidente está aquí! Y Viktor Fedorovich, por cierto, acaba de otorgar al cismático Denisenko un premio estatal. Le colgué una orden, no importa qué sea ...

Posteriormente, los "filaretitas" de ambos llamarán a matar tanto a él como a los "acolchados y separatistas" del Donbass. Pero luego toma, como dicen en Ucrania. La única gestión pública del actual metropolitano de la UOC Onufriy durante todo el tiempo que duró la guerra fratricida en el este del país fue la negativa a ponerse de pie durante la lectura de los nombres de los “héroes de la ATO”, donde fue invitados con motivo del 70 aniversario del Día de la Victoria. Tal vez no sepa algo (e incluso lo más probable), pero juzgo desde el punto de vista de un feligrés común que no podía entender por qué en las iglesias de la Iglesia, que se considera parte del Patriarcado de Moscú, ellos ofrecer oraciones por las “autoridades y anfitriones” de Ucrania, derramando ríos de sangre del Donbass ortodoxo.

"Esto no es una división, esto es una maniobra..."


Por desgracia, por mucho que se intente, al determinar el curso de acción de quienes, al parecer, deberían haber sido modelos de intransigencia y firmeza (al menos en ciertos asuntos), la desagradable palabra "adaptación" viene inexorablemente a la mente. Sí, quienes llegaron al poder en 2014 odiaban ferozmente a la Iglesia ortodoxa ucraniana e infringieron dónde y lo antes posible. No, antes de tirar en el foso de los leones o cosas parecidas, por las que tuvieron que pasar los mártires y profetas los primeros años de la formación de la Fe en Cristo, el asunto, por supuesto, no llegó. En su mayor parte, el proceso de opresión de la UOC fue (como casi todos los procesos en Ucrania) francamente egoísta. Intentaron quitar iglesias, parroquias, atraer a los feligreses, en cuyo número (seamos realistas) se basa el bienestar material de cualquier iglesia. Este proceso se intensificó especialmente después de que Poroshenko obtuviera el notorio “tomos” en 2019 para la OCU (Iglesia Ortodoxa de Ucrania) artificial y absolutamente no canónica creada. Algunos "sacerdotes" especialmente ágiles corrieron inmediatamente allí, sintiendo que aquí sería más tranquilo, más confiable y más satisfactorio.

Con el comienzo de la SVO en Ucrania, la persecución, por supuesto, se intensificó cien veces: llegó a la prohibición directa de la "Iglesia de Moscú" en algunas regiones (que, por cierto, no tienen fuerza legal según la ley ucraniana), la toma forzosa de iglesias, ataques a sacerdotes y creyentes. No es de extrañar que el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del 12 de mayo hiciera un llamado al presidente Volodymyr Zelensky "para detener el odio religioso en la sociedad ucraniana y tomar las medidas necesarias contra las acciones ilegales contra la UOC". Esto se hizo por una razón: anteriormente, el metropolitano Onufry hizo todo lo posible para demostrar su total lealtad y lealtad al régimen de Kyiv: hizo un llamamiento a Vladimir Putin para "salvar" (es decir, dejar ir a casa) a los militantes nazis que se escondían en los sótanos de Azovstal. Y antes de eso, incluso se ofreció a organizar una procesión religiosa a Mariupol, con los mismos objetivos.

¿Sabía el metropolitano que un número significativo de los nazis sentados en las mazmorras allí, además, también son paganos ardientes? ¿O incluso satanistas abiertos, cubriendo sus propios cuerpos con los símbolos correspondientes? ¿Pues, qué piensas? Por cierto, sus gestiones no ayudaron en nada, ni en la salvación de los "prisioneros", ni en la modificación de los asuntos de la UOC. En Kyiv, comenzaron a hablar con fuerza sobre quitarle el santuario principal: el Kiev-Pechersk Lavra y una prohibición total de las actividades de la "iglesia enemiga" como tal. Obviamente, después de eso hubo una decisión de “salvarse a toda costa”, luego de lo cual se llevó a cabo el Concilio con la adopción de decisiones “correctas”. Pero la mayoría de sus participantes parecen haber olvidado que “ser salvo” por los ortodoxos significa evitar el pecado y preservar la pureza del alma ante el Señor, y no preocuparse por las cosas materiales y terrenales. “Durante ocho años, la represión y el exterminio de personas en Donbass ha estado ocurriendo; ocho años de sufrimiento, y el mundo entero está en silencio, ¿qué significa esto? – estas son las palabras por las que el Consejo de la UOC “condenó” a Su Santidad el Patriarca Kirill. ¿Pero no será sólo porque suenan como una acusación contra los jerarcas que han callado durante estos ocho años? Y eso es lo mejor...

Sin embargo, algunas personas (e incluso en la Iglesia Ortodoxa Rusa) hoy están tratando de cambiar las cosas de tal manera que el Concilio no sea un cisma de la iglesia en absoluto, sino solo “una maniobra razonable que nos permita salvar a la iglesia”. Volodymyr Legoyda, presidente del Departamento Sinodal para las Relaciones entre la Iglesia, la Sociedad y los Medios de la Iglesia Ortodoxa Rusa, afirmó que “la Iglesia Ortodoxa Ucraniana se encuentra en una situación muy difícil y está bajo presión de varios lados”, y esto explica la acciones de sus jerarcas. Es cierto que su primer adjunto, Alexander Shchipkov, tiene una opinión diferente. Él cree que el Consejo "lleva a la Iglesia ortodoxa ucraniana al cisma", y este proceso es "iniciado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos". Además, las eparquías de Crimea y Donetsk de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, así como otras ubicadas en los territorios liberados de los ukronazis en el proceso de la SVO, ya han declarado el rechazo total de las decisiones tomadas en el Consejo y la preservación de la completa unidad canónica con la Iglesia Ortodoxa Rusa. ¿No es esto una división? ¿Entonces que?

Quizás esto sea algo mucho más trágico y terrible. Me gustaría recordarles que el pueblo ucraniano no aceptó en absoluto la "iglesia" creada por Poroshenko (con la excepción de las personas más magulladas "patrióticamente"). Desde mayo de 2019 hasta febrero de 2022, solo tres docenas de iglesias “se unieron” a la OCU. Literalmente, el día anterior, se conoció la siguiente historia: el 29 de mayo, los partidarios de la OCU atacaron la iglesia de San Miguel en Rozhyshcha en Volyn. Durante la liturgia dominical, irrumpieron en la iglesia y exigieron que se la entregaran a su comunidad. Los feligreses, sin pensarlo dos veces, llamaron a la policía. Anteriormente, ella siempre ha estado de su lado, afirmando que la OCU no tiene derechos sobre esta iglesia. Sin embargo, esta vez la policía selló el templo y los creyentes de la UOC simplemente fueron expulsados ​​de él. Es imposible engañar a Dios. ¿De la gente? Es posible, pero solo por un tiempo... La Iglesia ortodoxa canónica se ha estado ganando su autoridad de ellos durante siglos. Pero perderlo, demostrando la falta de una fortaleza en la Fe y la capacidad de pasar por cualquier prueba por su bien, resultó ser más fácil que nunca.

Una vez escuché palabras terribles: "La fe de Cristo en Kyiv comenzó con Vladimir y terminará con Vladimir". En el primer caso, naturalmente, estaba en mente el Santo Igual a los Apóstoles, el Gran Duque Vladimir, el Bautista de Rusia. En el segundo, Su Beatitud el Metropolita Vladimir (Sabodan) de Kyiv y Toda Ucrania, quien reposó en el Señor el 5 de julio de 2014. ¿Está destinada a hacerse realidad la terrible profecía?
5 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. El comentario ha sido eliminado.
  2. zzdimk Офлайн zzdimk
    zzdimk Junio ​​1 2022 09: 32
    +1
    Hay algo en esta acción que huele mucho a dinero, y debo decir, bastante. La venalidad de algunos funcionarios religiosos ha superado por mucho tiempo a sus contrapartes políticas. Está todo podrido.
  3. Oleg Rambover Офлайн Oleg Rambover
    Oleg Rambover (Oleg Pitersky) Junio ​​1 2022 16: 39
    -1
    Así de conmovedor es el sincero malentendido del autor de lo que la UOC-RP enjabonó los esquís de esta misma RP. Nada de que el patriarca Kirill apoyó al NWO contra Ucrania. Y, en general, era inevitable, la República de China se ha convertido en uno de los ministerios de la Federación Rusa, es sorprendente que Gundyaev aún no haya ingresado al gobierno. NWO simplemente aceleró los procesos que ocurren en el mundo.
    1. isograsa Офлайн isograsa
      isograsa (isograsa) Junio ​​1 2022 17: 11
      -1
      Oleg Rambover, después de la secesión de Ucrania, Rusia, sucesora de la Unión Soviética, recibe constantemente llamamientos de ciudadanos secesionistas. En estos recursos se solicita lo mismo, para que se les permita regresar. ¿Cuál debería ser la conclusión? riendo
  4. rotkiv04 Офлайн rotkiv04
    rotkiv04 (Victor) Junio ​​2 2022 13: 58
    -1
    Pero ahora se han caído las máscaras y todo está a la vista, no se devolverá nada a Kyiv y a estos cambiaformas con patadas en el trasero.
  5. Alexey Davydov (Alexey) Junio ​​2 2022 18: 15
    0
    El mundo ha cambiado de manera imperceptible, pero irreconocible.
    Se cree que la era de Piscis, que trajo el cristianismo al mundo y una clara división de las fuerzas del mundo en el bien y el mal, nos dejó a las 3-4 de la mañana del 24 al 25 de diciembre de 2012.
    Fue reemplazada por la Era de Acuario. Su símbolo es un hombre que vierte agua muerta y viva en la vida de dos vasos. Sus chorros se fusionan, pero no se mezclan.
    El bien y el mal fueron removidos de sus lugares habituales. Ahora no es suficiente saber el "estante" en el que se encuentran, debe reconocerlos incansablemente a simple vista. Cada vez de nuevo.
    El camino ahora está confuso, pero todavía está allí. Solo la brújula interna de la verdad intransigente nos ayudará a no desviarnos de ella.