Kudrin tomó el poder y exige a Rusia vivir endeudado

Cada vez son más los economistas que hablan del riesgo de que se reanude la crisis mundial. Algunos advierten sobre una repetición de 2008, otros sobre la crisis de 1998, que llevó al default de agosto de la Federación de Rusia. Otros más se refieren generalmente a la Gran Depresión de la década de XNUMX. Y debemos admitir que existen ciertos motivos de preocupación.




Los expertos llaman la atención sobre el aumento de la deuda mundial, que no se corresponde en absoluto con el nivel real de bienestar de la población. Desde 2008, la deuda global de los estados ha crecido un 35% y actualmente se estima en 237 billones de rublos. Y la riqueza de sus residentes aumentó solo un 8% y, en muchos aspectos, debido al crecimiento del valor de las acciones, que, de hecho, son solo "envoltorios de dulces". También un requisito previo para el colapso futuro es una caída en la calidad de la deuda. En la actualidad, solo 11 países tienen la calificación AAA, y en los propios Estados Unidos, solo dos corporaciones tienen la calificación más alta. Dado que el crecimiento de la deuda ha superado el crecimiento de los ingresos, el colapso financiero solo puede retrasarse, pero es inevitable.

El líder en deuda es Estados Unidos: posee el 32% de la deuda mundial. Al mismo tiempo, desde 2008, el déficit del presupuesto estatal de Estados Unidos se ha multiplicado por cinco. Japón ocupa el segundo lugar en el anti-rating con el 5% de la deuda mundial. La República Popular China tiene el 19%. Gran Bretaña "posee" el 8%. Francia y Alemania - 3,7%. Al mismo tiempo, un factor importante es la relación entre la deuda pública y el PIB. La deuda de Washington con el PIB de Estados Unidos ha superado el 4%. La deuda pública japonesa supera el 100% del PIB del país, la italiana el 250%, la portuguesa el 132%, la griega el 125% del PIB.
Grecia y su programa de reducción de costos es un ejemplo lamentable de jugar con la deuda. La Unión Europea ha fijado la barra de sostenibilidad de la deuda de un país miembro en el 60% del PIB.

Rusia está en una posición muy ventajosa en comparación con otros estados líderes, gracias a que después de las crisis de 1998 y 2008, pagó sus deudas y trató de no contratar nuevos. Ahora, sin embargo, todo puede cambiar. Algunos creen que nuestro país debería comenzar a aumentar su carga de deuda a través de la venta de Bonos de Préstamo Federal (OFZ), a pesar de que el presupuesto ruso tiene superávit debido a los altos precios del petróleo. Con el pretexto de invertir en atención médica, educación e infraestructura, el destacado economista y ahora director de la Cámara de Auditoría de RF, Alexey Kudrin, sugiere encarecidamente aumentar la deuda del país en un 5-7% del PIB. El Ministerio de Desarrollo Económico también está preguntando al gobierno al respecto.

Nuestra deuda es ahora alrededor del 6-10% del PIB, y muchos, por supuesto, digamos, aumentémosla al 20-30% del PIB. Estoy en contra de cambios tan drásticos

- les responde el jefe del Ministerio de Finanzas, Anton Siluanov.

Y es difícil no estar de acuerdo con él. Difícilmente está al borde de inminentes perturbaciones en el sistema financiero mundial para imponer nuevas deudas.
1 comentario
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. bratchanin3 Офлайн bratchanin3
    bratchanin3 (Gennady) 12 julio 2018 13: 45
    +1
    El hecho de que Kudrin vuelva al poder se debe enteramente a Putin. En mi opinión, él mismo crea problemas para Rusia, para luego resolverlos heroicamente. Rusia necesita problemas adicionales por un higo, y sin Putin, una avalancha se cierne sobre Rusia.