"Enero Negro" Bakú. Cómo no fue necesario salvar a la URSS


Hablando de los procesos globales que no solo precedieron al colapso de la Unión Soviética, sino que se convirtieron en hitos importantes en el camino hacia esta tragedia, no se pueden dejar de mencionar las protestas en sus "periferias nacionales" que duraron desde el momento en que Mikhail Gorbachev llegó al poder. en 1986 hasta el colapso del país ... Primero que nada, el discurso aquí debe ser sobre eso, verdaderamente, fantásticamente mediocre politica, lo cual fue llevado a cabo por el "centro", las entonces autoridades de la URSS para su "apaciguamiento" y traer resultados, directamente opuestos a los que deberían haberse obtenido.


Hoy, analizando y comparando lo sucedido en diferentes repúblicas de la URSS, es difícil tachar las acciones de sus líderes como "miopía", incapacidad para calcular las posibles consecuencias o simple incompetencia. Aquí, como en muchos otros temas, lo más probable es que estemos lidiando con la implementación de un plan bien pensado, una estrategia completa para destruir una gran potencia desde adentro.

¿"Aceleración cruel" o retribución tardía?


En uno de estos intentos completamente fallidos de "restaurar el orden" en la República Socialista Soviética de Lituania en 1991, ya escribió algo antes. Al mismo tiempo, no debemos olvidar que los sangrientos sucesos de Vilnius fueron precedidos por procesos e incidentes prácticamente similares que tuvieron lugar en Almaty en 1986, en Tbilisi en 1989 y los disturbios en Dushanbe en 1990. Y, entre otros, quizás el eslabón más sangriento y aterrador de esta cadena son los sucesos de 1990, que todavía se llaman "enero negro" en Bakú. Hablaremos de ellos hoy. Está claro que en el Azerbaiyán de hoy para el “enero negro” no hay solo una interpretación oficial, sino una interpretación “canónica”, que no permite discrepancias ni dudas.

Los que murieron durante los enfrentamientos con el ejército soviético, introducidos en Bakú como parte de la declaración del estado de emergencia en la ciudad, fueron declarados "mártires inocentes por la fe y la independencia del país". Sus tumbas constituyen el elemento principal del complejo conmemorativo "Callejón de los Mártires", que ahora se extiende en la capital de Azerbaiyán en el sitio del Parque Kirov y es uno de los principales santuarios nacionales. Los actos conmemorativos que se celebran anualmente en este lugar, en cuanto a su éxtasis, recuerdan mucho a los rituales organizados en Kiev con motivo de los "cien celestiales" que nunca existieron en la realidad ... De hecho, según datos oficiales publicados en 1990 , durante dos días de enero enfrentamientos de 130 a 170 residentes de Bakú y unos 740 resultaron heridos y heridos. Estos números (por regla general, también son bastante exagerados) se mencionan a menudo. Al mismo tiempo, la muerte en los mismos días de al menos dos docenas de militares del ejército soviético y un número indeterminado de policías se pasa por alto invariablemente en silencio.

Esto no es sorprendente; en ese caso, habría que admitir que en la noche del 19 al 20 de enero de 1990 no hubo ninguna "brutal dispersión de manifestantes pacíficos". En la ciudad y en las afueras de la misma hubo verdaderas batallas callejeras, durante las cuales se utilizaron las mismas armas de fuego desde ambos lados. En consecuencia, a ambos lados de las barricadas (en este caso, esta no es una expresión figurativa, sino literal) hubo muertos y heridos. El verdadero número de pérdidas del ejército y de las fuerzas del orden público fue enérgicamente silenciado entonces, e incluso ahora no es posible establecerlo. Entonces, con la primera parte del mito, sobre los "mártires inocentes", todo está claro. Sin embargo, esto está lejos del punto principal. Si vamos a mantener una conversación franca sobre el "enero negro", entonces debería partir de la situación que se desarrolló en ese momento en Azerbaiyán. Se puede resumir en tres palabras: "El poder soviético colapsó". En realidad, la república estaba "gobernada" por nacionalistas y extremistas extremistas del "Frente Popular de Azerbaiyán".

Esta organización se originó como un círculo de intelectuales liberales secretamente disidentes: historiadores, escritores, físicos, pero que rápidamente se transformó en una reunión de rusófobos extremadamente agresivos y fanáticos y que odiaban a los armenios. Una de sus figuras clave sería Abulfaz Elchibey, a quien algunos consideraban un héroe de la nación, otros un agente de la KGB, otros un hombre del clan Aliyev y el cuarto considerado un espía turco. Tenían razón, quizás todos, excepto el primero ... Por cierto, el actual presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, una vez llamó a esta figura, que también logró liderar el país durante todo un año, su "vergüenza". Sin embargo, estamos algo distraídos, así que volvamos a 1990 y su tragedia.

La verdadera fuerza del "Frente Popular" azerbaiyano fue, por supuesto, la crisis de Nagorno-Karabaj. Moscú lo “resolvió” de manera tan “notable” que la sangre en esta tierra, como ustedes saben, sigue fluyendo hasta el día de hoy. La impresión completa es que el problema de la región se utilizó deliberadamente para reavivar la enemistad de larga data entre azerbaiyanos y armenios y para fomentar el conflicto en el Cáucaso. A menudo hablan del "enero negro" en Bakú y de todo corazón ... Pero al mismo tiempo, de alguna manera no les gusta recordar otros eventos, por ejemplo, la masacre armenia en Sumgait en febrero de 1988 o los pogromos en la capital azerbaiyana. , inmediatamente antes de la entrada de tropas ... Cabe mencionar especialmente la destrucción de la frontera estatal con Irán, que tuvo lugar a principios de 1990. Este flagrante ataque tuvo lugar, acompañado de la demolición de instalaciones fronterizas de ingeniería, el uso de cócteles Molotov y armas de fuego bajo el liderazgo directo de la APF, el tono en el que finalmente no fue establecido por "físicos y letristas" sino por extremistas rabiosos, que reconoció el terror como el único método digno de "lucha política". Jalilabad, Lankaran y otros asentamientos de la república: desde finales de 1989, los activistas de esta banda comenzaron a tomar y quemar completamente abiertamente los edificios de los órganos del partido y el estado allí, "derrocar" a los líderes locales, de hecho, tomar el poder. .

El 13 de enero de 1990, en una grandiosa concentración en la plaza principal de Bakú, los activistas de la PFA anunciaron la creación de un "Consejo de Defensa Nacional". Por una extraña "coincidencia", el mismo día estallaron los pogromos armenios en la ciudad, que se distinguió no solo por una crueldad brutal y proporciones grandiosas, sino también, lo más importante, por una excelente preparación. En la inmensa ciudad, asesinos y violadores acudían a direcciones muy concretas, conociendo de antemano el lugar de residencia de sus futuras víctimas. Durante varios días, se abrió un verdadero infierno en Bakú: la gente fue arrojada desde los balcones a las hogueras hechas con muebles hechos debajo de las ventanas, las niñas fueron violadas en las calles entre los aplausos de la multitud. El número exacto de víctimas de esos hechos en Azerbaiyán, por supuesto, "no lo sé" ...

Combatir un incendio con gasolina: una guía rápida


El estado de emergencia se introdujo en la república por decisión de Moscú solo el 15 de enero. Al mismo tiempo, por alguna razón, no se extendió al principal foco de confusión: Bakú. En general, estaba sucediendo algo completamente paradójico e inimaginable: las unidades de las tropas internas del Ministerio del Interior de la URSS que fueron traídas a la ciudad recibieron una orden ... de no interferir en lo que estaba sucediendo, sino solo "para proteger los edificios administrativos. Así, la VV rechazó en pocos días hasta tres intentos de apoderarse del Comité Central del Partido Comunista de Azerbaiyán. Debemos rendir homenaje al liderazgo de las unidades en la ciudad: la evacuación de la población armenia y rusa en transbordadores a través del Mar Caspio fue iniciada por sus representantes por iniciativa propia. Al mismo tiempo, los propios militares se encontraron en una situación extremadamente difícil: el 19 de enero, de las 60 unidades militares estacionadas en la ciudad, 34 estaban fuertemente bloqueadas por la PFA por orden de Elchibey. Actuaron a gran escala: barreras de macizos bloques de hormigón se erigieron en el lugar equipo, y además, se colocaron camiones de combustible llenos hasta el tope, que los terroristas prometieron prender fuego al primer intento de desbloqueo.

Se trataba de casos completamente escandalosos: un grupo de miembros del "Frente Popular" que habían perdido por completo sus "orillas" pensó en hacerse cargo de un jardín de infancia, cuyo principal número de alumnos eran hijos de oficiales. Según sus confesiones posteriores, querían "cambiar niños por armas". Los militares que llegaron a tiempo (una de las maestras logró escapar del jardín de infancia, que dio la alarma, corriendo hacia las primeras personas en uniforme que vieron), torcieron a los sinvergüenzas sin un solo disparo y rescataron a los niños. En el contexto de todo esto, el liderazgo aliado parecía haber caído en un estupor, ya sea sin atreverse o sin querer dar la orden de usar la fuerza para detener el caos absoluto.

Sin embargo, es necesario hablar no solo de esos días horribles en los que no solo los armenios, sino también los rusos, los habitantes de Bakú comenzaron a lanzar abiertamente a la cara: "¡Fuera o morirás!" La espiral de la locura nacionalista, como ya se mencionó, se ha estado desarrollando en Azerbaiyán durante varios años, frente a los ojos de Moscú. Existe evidencia absolutamente confiable de que los oficiales de la KGB de la república literalmente bombardearon tanto a su propio liderazgo en el aparato central como a las autoridades locales con advertencias de que todo terminaría no solo en sangre, sino en un completo desastre. Hasta el último minuto, nadie pensó en escucharlos. Durante los pogromos en Stepanakert, a los militares también se les prohibió usar la fuerza contra los militantes brutalizados. Luego, cuando comenzaron a atacar a los soldados y el número de militares heridos ascendió a cientos, se levantó la prohibición, tras lo cual se restableció el orden en la ciudad en cuestión de horas.

Sin embargo, se crea la impresión completa de que, con su no intervención, Gorbachov y otros representantes de la élite del partido-estado de la URSS estaban "arrollando" la situación hasta el límite deliberadamente. Al mismo tiempo, los militares, los agentes del orden y muchos civiles, que fueron tomados como rehenes por los nacionalistas enfurecidos que ganaron fuerza y ​​confiaban en su propia impunidad, se vieron expuestos habitualmente a ataques. Todos ellos eran para Mikhail Sergeyevich y sus camarillas solo un pequeño cambio en un gran juego ... Incluso el ahora fallecido Mariscal de la URSS Dmitry Yazov, en esos días el ex Ministro de Defensa del país y que había estado en Bakú desde entonces. la mañana del 19 de enero, admitido más tarde: Gorbachov dio una orden sobre la introducción de tropas no para salvar la vida de la población armenia o los soldados bloqueados en el cuartel, sino para evitar la toma final del poder por el "Frente Popular "y la separación de Azerbaiyán del país.

En la noche del 19 al 20 de enero, una agrupación militar especialmente creada con un total de 50 efectivos, con el apoyo de vehículos blindados y barcos de la Flotilla del Caspio, bloqueando Bakú desde el mar, lanzó la Operación Strike. La ciudad incluía soldados de las divisiones aerotransportadas 106 y 76, las brigadas de asalto aerotransportadas 56 y 21, destacamentos consolidados de cadetes de instituciones de educación superior del sistema del Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior de la URSS. A partir de la medianoche, se impuso el estado de emergencia y el toque de queda en la ciudad. Sin embargo, debido a que el día antes de que los militantes de la PFA tomaran el centro de televisión local, se hizo estallar un bloque transformador que proporcionaba su suministro eléctrico, tras lo cual los televisores de las casas de los habitantes de Bakú se silenciaron. Sin embargo, el anuncio del estado de emergencia y el ingreso de tropas se hizo a través de la radio local, y también fue duplicado con volantes lanzados desde helicópteros.

Además, luego desde Azerbaiyán haré acusaciones de que el inicio de una operación militar sin acuerdo con la dirección de la república fue “inconstitucional” y “criminal”. ¡¿Y con quién podrías estar de acuerdo en algo en esos días ?! Como se mencionó anteriormente, tanto el Ministro de Defensa de la URSS como otros representantes del partido y la dirección estatal del país estaban en Bakú. Sin embargo, según su conclusión (absolutamente coherente con la realidad), el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Azerbaiyán, Abdurakhman Vezirov, que nominalmente encabezaba la república, no controlaba la situación en lo más mínimo, como cualquier otro de los "líderes" locales. Al mismo tiempo, intentaron negociar con el Frente Popular. A sus líderes se les suplicó literalmente que desmantelaran las barricadas y no ofrecieran resistencia a las tropas que ingresaban a la ciudad; entonces todo se haría sin sangre. Sin embargo, el vicepresidente de la PFA, Etibar Mammadov, declaró orgulloso en respuesta que "los invasores recibirán un rechazo adecuado".

Se dio un rechazo ... O mejor dicho, se presentó una feroz resistencia, perfectamente preparada y organizada. Se abrió fuego contra las tropas que intentaban derribar barricadas muy sólidas en las entradas a Bakú. Además, los disparos no se llevaron a cabo con "rifles de caza y armas autopropulsadas caseras", como ahora intentan decir los azerbaiyanos. Evidentemente, francotiradores bien entrenados apuntaban a las columnas militares. En su camino, se salpicaron "bolsas" enteras de gasolina, que inmediatamente se prendieron fuego: los soldados y los oficiales tuvieron que atravesar un mar de fuego furioso. Hay maravillosos recuerdos del general Alexander Lebed, quien en ese momento comandaba la 106a fuerza de asalto aerotransportada, acerca de cómo fueron atacados por metralletas desde el buque Neftegazflot que se acercó especialmente a la costa. El abrevadero lleno de militantes fue abatido hasta el fondo con el fuego apuntado de la BMD ... Esta es la cuestión de que "los militares se permitieron disparar desde vehículos blindados en los límites de la ciudad" y acusaciones similares que suenan hasta el día de hoy. . Sí, estaban disparando. Pero fue fuego de vuelta. Otra cosa es que las balas, especialmente en condiciones de combate urbano, no siempre van hacia aquellos a quienes iban destinadas. Qué hacer, así es la guerra. En este caso, fue iniciado por personas uniformadas que no entraron a Bakú en la mañana del 20 de enero de 1990.

En mi opinión, sería incorrecto echar toda la culpa de esa tragedia incluso a los líderes de la PFA y las fuerzas que realmente los respaldaron. La sangre principal está en Gorbachov y otros, si se equivocan, los "capataces de la perestroika", que permitieron que la abominación nacionalista floreciera en la Unión Soviética, y en sus formas más extremistas. Fue con su sumisión que no se tomaron medidas para restaurar el orden en varias repúblicas hasta que llegó al punto del derramamiento de sangre. De manera reveladora, Turquía se abstuvo absolutamente de condenar los eventos en Bakú, y Estados Unidos, representado por su propio presidente George W. Bush, incluso expresó su apoyo a las acciones de Mikhail Gorbachev, reconociéndolas como "una necesidad justificada". Esto por sí solo es natural en el contexto de todos los eventos posteriores, deja en claro quién estaba exactamente en manos del "enero negro" de 1990.
10 comentarios
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.
  1. Bakht Офлайн Bakht
    Bakht (Bakhtiyar) 30 января 2021 10: 42
    0
    Hay muchas inexactitudes y mitos en el artículo. No veo el sentido de desmontar todo.
    1. El comentario ha sido eliminado.
    2. Barmaley_2 Офлайн Barmaley_2
      Barmaley_2 (Barmaley) 30 января 2021 12: 53
      0
      por ejemplo, ¿qué?
  2. Hayer31 Офлайн Hayer31
    Hayer31 (Kashchey) 30 января 2021 11: 04
    -1
    El artículo es muy correcto, pero una pregunta para V.V. Si apreciaste tanto el colapso de la URSS como una tragedia, ¿por qué anda suelto el principal culpable ?????? Si todo lo que dijiste son solo palabras, entonces también estás a favor de una o ???
  3. trabajador del acero Офлайн trabajador del acero
    trabajador del acero 30 января 2021 12: 36
    +2
    Todo este terror no podría tener lugar sin el conocimiento de los principales líderes del país. Ya he dicho que si los militares y la KGB hubieran sido fieles a sus juramentos y no se hubieran acobardado, entonces todo este terror podría haberse aplastado de raíz. Todo estaba planeado para el colapso de la URSS. Y los hechos que se dan en el artículo solo lo confirman.
  4. Petr Vladimirovich Офлайн Petr Vladimirovich
    Petr Vladimirovich (Peter) 31 января 2021 17: 21
    0
    Me pregunto qué pasó con el "cuartel de Salyan" ahora.
    1. Pete mitchell Офлайн Pete mitchell
      Pete mitchell (Pete Mitchell) 1 archivo 2021 01: 43
      0
      Probablemente restaurado ... por cierto sobre lo que Cuartel de Salyan? ¿Sobre la región de Bakú o Salyan?
      1. Petr Vladimirovich Офлайн Petr Vladimirovich
        Petr Vladimirovich (Peter) 1 archivo 2021 13: 52
        +1
        Un camarada de Bakú contó la historia. Pronunció este nombre ...
        1. Pete mitchell Офлайн Pete mitchell
          Pete mitchell (Pete Mitchell) 1 archivo 2021 14: 36
          +1
          El cuartel de Salyan es un distrito de Bakú, el nombre apareció en las noticias cuando se hablaba de los pogromos. También tuve que tranquilizar a mi madre: los cuarteles de Salyan están lejos de la escena.
  5. Vladest Офлайн Vladest
    Vladest (Vladimir) 31 января 2021 19: 57
    0
    Ya escribí sobre uno de estos intentos completamente fallidos de "restaurar el orden" en la República Socialista Soviética de Lituania en 1991 un poco antes.

    Recuerdo a Nevzorov y sus 600 segundos. Él mira en la oscuridad y "¡Ahí, ahí van!" Entonces nunca vinieron. Y en Tallin en ese momento estaban construyendo barricadas ...
    1. Petr Vladimirovich Офлайн Petr Vladimirovich
      Petr Vladimirovich (Peter) 1 archivo 2021 14: 14
      +1
      No he visto de Tallin, pero en Moscú lo he visto vivo. Noche del 20 al 21 de agosto de 1991. Un termo de café contigo, en el terraplén de BMP con el barril hacia el edificio, alrededor dentro de las barricadas hay cinco tanques con sus barriles en todas direcciones. Ambos en las capuchas, caramba, sándwiches, refrescos de cola, cigarrillos. Hogueras, guitarras, receptores enrollando. La gente es principalmente de los institutos de investigación e institutos de la Academia, que un poco más tarde, sin excepción, quedaron en paro ... Romance ... Hay algo lindo para recordar ...