Se avecina una crisis económica mundial sin precedentes

Al hablar en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), Vladimir Putin expresó su preocupación de que en un futuro cercano el más grande del mundo económico la crisis. Las acciones irresponsables de las grandes potencias mundiales nos empujan hacia ello.




Posibles causas de la crisis

La principal razón de la posible crisis futura, Vladimir Vladimirovich, llamó al desdén por las normas legales. El incumplimiento de los acuerdos, el incumplimiento de las obligaciones a escala mundial puede tener consecuencias catastróficas, especialmente en lo que respecta a los centros de poder mundiales. Lo explicó de esta manera:

El desprecio por las normas existentes y la pérdida de la confianza mutua pueden superponerse a la imprevisibilidad, la turbulencia de cambios colosales. Esta confluencia de factores puede conducir a una crisis sistémica que el mundo aún no ha enfrentado.


Las peligrosas consecuencias del proteccionismo

El presidente nombró otra tendencia peligrosa en el mundo moderno. Es proteccionista política... Ahora las manifestaciones del proteccionismo se han vuelto más sofisticadas.

La mayoría de los foros internacionales, incluidos APEC o el GXNUMX, han planteado la cuestión de limitar las medidas proteccionistas y proclamado un compromiso con el libre comercio.

Las medidas proteccionistas clásicas existen y se han aplicado durante más de una década. Estos incluyen derechos comerciales, subsidios para los productores nacionales y la introducción de restricciones técnicas a los bienes importados.

Pero ahora existen nuevas herramientas, cuyo uso plantea serias preocupaciones. Para obtener una ventaja competitiva, la actividad económica se limita con el pretexto de razones de seguridad. A menudo, los intereses económicos también están enmascarados por lemas políticos.

Estas técnicas bien pueden denominarse competencia desleal.

Responsabilidad colectiva

Él cree que todos los estados del planeta, pero sobre todo los países más desarrollados económicamente, son responsables del estado futuro de la economía mundial.

Cada país puede y debe cuidar sus propios intereses, pero al mismo tiempo es necesario respetar los intereses de los socios, porque el mundo está interconectado.

Es imposible no darse cuenta de que el orden mundial moderno está cambiando. Pero estos cambios deben tener lugar en una atmósfera legítima que implique respeto mutuo y cooperación.

No es necesario dar pasos bruscos que desequilibren nuestro frágil mundo.
información
Estimado lector, para dejar comentarios sobre la publicación, usted debe login.